Respirando Azul Clarito

Trabajos por el mundo (1): Ski Hire

TraViajar es una nueva sección del blog dedicada a los tipos de trabajos que podés hacer  alrededor del mundo mientras viajás para seguir sosteniendo financieramente el viaje por más tiempo. 

El especial de hoy: SKI HIRE

Estás pensando hacer una working holiday y querés pegar un laburo copado. Te gusta el frío y la nieve. Te coparía hacer snowboard (o ski) en tus ratos libres.

Si cumplís estos requisitos, el SKI HIRE es tu lugar.

¿Ski qué?

Ski hire –conocido también como rental o alquiler de ski–  son esos locales dónde se alquila el equipamiento para los deportes de nieve. Algunos sólo alquilan, otros además tienen como una tiendita donde venden desde souvenirs hasta ropa técnica.

Además de esto, lo más común es que tengan también un WORKSHOP, un taller para arreglar los skies y snowboards con un técnico que la tiene clarísima.

raceteam

workshio

¿En qué consiste el trabajo?

En OZtrelia al puesto se lo llama ALL ROUNDER, es decir que hacés de todo. La principal tarea es proveer a los clientes con el equipo adecuado para hacer el deporte que elijan.

Acá va una descripción, muy por arriba, de lo que conlleva el laburo:

El cliente entra, te dice qué es lo que quiere alquilar y por cuánto tiempo.

-El primer paso es la medición, para ver que tamaño de bota le vas a dar.

-Segundo, elección de la bota. Puedo asegurarles que después de probar más de 100 botas en un día, vez un pie y ya sabés qué tipo de modelo necesita, si una bota ancha o más angosta, si tiene pierna grandota o es un palo, si va a ser un hincha bolas y te va a hacer sacar todo lo que tengas en la estantería o si con la primera se conforma.

-Tercero, una vez que tiene la bota, lo siguiente es ir por la tabla o los skies. Esta tarea es la que más “conocimiento” de alguna manera requiere, pero se aprende en la práctica (en un día ya la tenés clarísima). Acá se tiene  en cuenta la altura de la persona, el peso y qué nivel en el deporte tiene –principiante, intermedio o avanzado–. No es lo mismo cómo va a estar ajustado un ski para un tipo que mide casi dos metros y la tiene re clara, que para un niño que no pesa nada y recién arranca.

Posta que acá hay que prestar atención, porque un mal seteo de las variables puede hacer que el susodicho pierda un ski en el medio de la aerosilla y le caiga sobre la cabeza a alguien, o que se quiebre una pierna si se le suelta andando –cosa que puede pasar por más que esté todo bien ajustado igual–.

-Cuarto y último paso, vaya y pague.

Además de esta tarea, obviamente hay muchas otras más chicas, por ejemplo:

-reponer stock

-sacar el hielo de la entrada (y de otros lados bastantes insólitos también, como el techo del hotel jaja)

-mantener limpia la tienda

-encerar los skies/tablas

-atender a los clientes que buscan un accesorio y venderles (cascos, gorros, guantes, etc).

tunning

secando

skies

En mi caso, mi tarea principal era la de atender a los clientes, en la primer etapa más que nada. También estaba como segunda cajera, para cuando mi jefa estaba off o había mucha gente y me necesitan ahí. Y además, era como “la vendedora oficial”, o sea que trataba de encajarle a la gente cualquiera de las boludeses que vendíamos.

¿Está bueno? La posta

La posta posta es que es una trabajo re copado. Obviamente que tan copado sea va a depender de muchos factores, en especial de quienes sean tus jefes y las condiciones laborales. Hubo días que sentía que era el mejor laburo del mundo, otros que lo odiaba. Pero esto pasa en cualquier trabajo. Dentro de todo estar en un ski hire es un trabajo bastante ameno.

Puntos a favor:

-la gente que trabaja suele ser joven

-ponés música copada (nos la pasamos escuchando Foo Fighters, Red Hot, Rollings, y sigue una lista larguísima)

-ves todo el tiempo caras distintas, algunos clientes se repiten, pero la gran mayoría va una vez por temporada

-siempre hay algo nuevo que aprender en relación a estos deportes

Cuando llegué al principio de la temporada, en junio, no éramos muchos todavía trabajando. No había música, y como encima estaba todo tranquilo era un embole total. Así que desde ese entonces me encargué de musicalizar el ski, porque dale, ¿dónde viste un rental sin música?

De todas maneras, había que tener cuidado con lo que poníamos, por ejemplo rap o hip hop no estaba permitido por las palabrotas que dicen, pero mientras respetáramos eso, no había drama, mi jefa era piola con eso. En la semanas siguientes llegaron Chile, Francia y Aussie y ahí se armó un equipo increíble. Me descantillé de la risa tanto pero tanto que hasta llegué al punto de salir corriendo al baño porque me hacia pis jaja.

Si se forma un buen team, es una fiesta. La buena onda entre tus compas es clave.

crew2

chile2

Competencia de quien preparaba más skies. El ganador, Chile.

frenchie 2

La gente está yendo de vacaciones, eso significa que los clientes están contentos y van con buena onda. A vos que estás trabajando te suma eso. Caras de culo siempre vas a encontrar, pero si la gente entra con una sonrisa ya arrancás a atenderlos dispuesto de otra manera.

Puntos en contra:

-en plena temporada estás al palo sin parar unas 10 horas por día, seis días por semana (al menos acá era así)

-como todo trabajo de atención al público, implica mucha energía de parte de uno y tener buena onda; si no tenés un buen día o estás mal por algo, no te queda otra que caretearla

-lidiar con los clientes incordiosos, esos que nada les queda bien y se prueban 10 cosas y finalmente eligen la primera

tati

Así quedás al final de la temporada.

¿Se ahorra?

Si, podés ahorrar bastante. Todo depende en cómo gastes lo que ganás obviamente. Si te lo patinás todas las noche en el bar, mucho ahorro no vas a ver. Pero al estar en una montaña donde no hay mucho para hacer, se puede hacer una diferencia. En este post podés leer sobre la vida en la montaña.

TRABAJAR CON TODAS LAS GENERACIONES

Trabajando en el ski hire me pasaron cosas muy lindas y fuertes a la vez, generalmente asociadas con niños. En dos oportunidades diferentes me tocó atender a chicos con autismo, una tarea que no fue fácil y no me sentí capacitada, pero de alguna manera lo pude llevar adelante con la ayuda de las madres y de mi jefa que era una capa con las criaturas.

En otra me tocó una nena con problemas de equilibrio, es decir que le costaba mucho mantenerse parada y no caerse, imagínense la dificultad que le implicaba estar parada arriba de los skies. Los dos papás de esta nena (una pareja gay) me hicieron emocionar mucho, porque a pesar de la condición que ella tenía, la llevaron a probar algo nuevo y que no se pierda de la increíble sensación que genera deslizarte en la nieve.

Pero lo más emocionante de todo, que me sacó lágrimas además de sonrisas, fue una nena de siete años no vidente, esto si que fue fuerte. La felicidad de esa criatura, la de los padres frente a la reacción de la nena, ella iba a vivir una experiencia inolvidable, y a mi me quedó el mensaje de que todo se puede. A todos los que estábamos trabajando ese día se nos caían las lágrimas, se me pone la piel de gallina cuando lo cuento. Fue uno de los momentos que más atesoro trabajando.

Con gente mayor también me pasaron cosas especiales. Muchos ancianos yendo a la nieve para hacer ski una vez más. Me acuerdo de una pareja de 82 años hizo ski por una semana, 82, increíble!!!!!

Pero el que quedó en mi corazón es Joe, a quién adopté como mi abuelo australiano.

joeytati

Joe casi ronda los 80, es de Hungría, pero vino a Australia hace ya muchos años. Cuando lo atendí la primera vez, me conquistó al instante. Entró al local para re-confirmar los precios, ya que él los había consultado por teléfono desde su casa, pero quería corroborar cuál le salía más barato. Tenía una hoja con los precios del alquiler semanal de todos los ski hire de Mount Buller anotados. El valor que correspondía a nuestro local era unos dólares menos de lo que realmente salía (unos 20 como mucho), pero mi jefa se negó a hacerle un descuento y darle el precio que él decía haber averiguado. Me pareció una actitud horrible, porque no teníamos precios especiales para tercera edad, y eran sólo unos míseros dólares menos el descuento que Joe pedía. De todas maneras le dije que no se preocupara, que le íbamos a hacer el descuento. Me tocaba a mí estar en la caja y tenía forma de mover el precio, y de última, si me decían algo, ponía yo la diferencia.

Joe es un hombre que siempre tiene una sonrisa en la cara, una sonrisa llena de amor, de alegría, de cariño. Tiene unos ojos azules preciosos, que dejan ver su bondad como un espejo de su alma.

Cuando estaba probándole el equipo, nos pusimos a charlar. Me contó que venía desde Adelaide, en el estado de South Australia, eso queda a unos 1200 kilómetros. Pensé que había venido con la familia, pero me dijo que no, que vino solito. Cuando le pregunté si había venido en auto o micro, me dijo muy cancheramente “no, Tiger, 35 dólares!”. Me quedé con la boca abierta, pasmada! Con 80 años la tenía mucho más clara con la compu que muchos que conozco.

Esa semana, cada día cuando él venía en el ski nos sentíamos de fiesta, se nos iluminaba la cara, Joe nos alegraba el día, sintió nuestro cariño hacia él, y nosotros sentimos la reciprocidad.

Todos los días se quedaba un largo rato charlando con Chile y conmigo. Justo esa semana fue la del corazón roto, y verlo a él me aliviaba un poquito el dolor, me sacaba sonrisas donde no las había.

Además de tenerla re clara con la compu, Joe también andaba con su celular con el que se sacó fotos con nosotros, y con una GoPro, con la que filmaba sus travesías en la nieve para mostrarle a su familia y amigos.

Hoy en día seguimos en contacto, nos mandamos mails en los que me enseña palabras en húngaro o me manda sus videos de la nieve, que ya tiene subidos en su canal de youtube. Joe está leyendo este blog, usa un traductor online. De mientras, va aprendiendo español auto-didácticamente. 

Joe es un ejemplo de lo que se llama estar vivo.

Ojalá llegue tan bien a esa edad, y tan cuerda, como él.

Acá les dejo un videito de Joe andando en ski.

TOP 5 DE MOMENTOS BIZARROS

Cosas que pasan cuando atendés al público. Pila de anécdotas de cosas graciosas y bizarras que han pasando en eso tres meses. Algunas se repetían bastante seguido.

liam

Ski hire, no DVDs hire. 

Resulta que en el hotel alquilaban películas, si rarísimo pero bueno era todo así de flashero. Un tipo cae un día y nos dice “vengo a devolver este dvd”,  con lo que nos quedamos todos descolocados, porque no entendíamos a qué se refería el señor. Lo terminamos mandando a la recepción cuando nos dimos cuenta de qué hablaba. Pero, hola si señor, esto es un ALQUILER DE SKI, no ALQUILER DE PELICULAS. Gracias.

Prepararle todo el equipo para ski y que te digan a último momento que iban a hacer snowboard. 

Figurita repetida, darle botas de ski a un cliente y que cuando pasara al momento de retirar el equipo, al ver que le traías un par de skies te decía que iba a hacer snowboard. ¿Y POR QUE NO ME LO DIJISTE CUANDO TE PROBE LAS BOTAS DE SKI QUERIDISIMO? Me han llegado a decir “con razón se sentía media incómoda”. El que nunca practicó nada vaya y pase, pero no eran todos los casos.

Skiando en jeans, la moda ante todo.

Pregunta muy escuchada, ¿puedo hacer ski en jeans? Mmm como poder podés, pero a los dos minutos vas a ser un muñeco de agua, no de nieve, congelándote el trasero entre otras cositas. Parece chiste, pero mucha gente lo hacía. Le decíamos que era mejor alquilar un pantalón, pero decían que así estaban bien. Resultado, a la hora venían empapados a buscar un pantalón de nieve.

Hola vengo a devolver los skies. Pero señor, estos skies son suyos, no los alquiló.

Lo que leen. Un hombre tratando de devolver sus propios skies. Todavía trato de entender que le pasó ese día por la cabeza a este muchacho.

Una manzana adentro de la bota.

Este momento se lleva todos los premios a la bizarreada. Un día viene una chica a devolver el equipo. Chile le recibe las botas, cuando las va poner a secar, mete la mano y siente algo raro. Abracadabra, UNA MANZANA. Pero no una manzana cualquiera, UNA MANZANA MORDIDA. La agarra y le dice a la chica dándole la manzana: “creo que te olvidaste algo adentro de la bota”. La chica con cara de tragame tierra mientras a mi se me escapaba una carcajada.

(Quiero que sepan que estoy llorando de la risa –literal– mientras relato esto).

En esto consiste la ardua tarea de un all rounder en un ski hire. ¿Te animás?

tato.

6 pensamientos sobre “Trabajos por el mundo (1): Ski Hire

  1. Cyndi

    Jajajajaja que buenísimo este post, lo de la manzana estuvo tan freak!!! Me imagino sus caras en el momento justo jajajaja… Sabes en que fecha puedo mandar postulaciones o cv para los centros de ski? Me interesaria hacer una temporada allá…

    1. admin Autor del artículo

      La manzana se lleva todos los premios jaja! Para postularte a los centros de ski es a partir de enero/febrero, depende el centro. Acá te dejo el link del post que hice donde están todos los centros de ski de Australia, tendrías que entrar a cada página e ir viendo cuándo abren las postulaciones (http://www.respirandoazulclarito.com/trabajar-en-las-montanas-australianas/).
      Lo ideal es tratar de conseguir por el resort directamente, porque ya te asegurás que vas a hacer la temporada. En mi caso no fue así, pero seguí buscando en mayo estando acá por gumtree y conseguí en un hotel que no es parte del resort. O sea que oportunidades hay miles, podés conseguir sin ningún problema!!! No lo dudes porque es una experiencia hermosa!!

  2. Pingback: Trabajar en las Montañas Australianas - Respirando Azul Clarito

  3. Pingback: Temporada de Invierno en ANDORRA - Respirando Azul Clarito

Deja un comentario

Show Buttons
Hide Buttons
A %d blogueros les gusta esto: