Home QUIEN ESCRIBE

QUIEN ESCRIBE

Hey hola! Antes que nada, gracias por visitar mi blog!! Me presento…Mi nombre es Tatiana Villaseca, pero podés llamarme Tati o Tato, no me gustan mucho las formalidades.

Nací el 6 de enero, soy capricorniana con ascendente en capricornio y luna en sagitario, si es que eso te dice algo. Soy charlatana y despistada. Creo en el Universo, la energía y las estrellas. También que la escritura es sanadora.

Tengo una personalidad un poco fuerte, soy enamoradiza por demás y canto muy mal. Escribo mejor de lo que hablo, puteo mucho y sigo creyendo que llevo una bailarina dentro mío. Tengo debilidad por los deportes extremos y los tatuajes. Mi risa por momentos es a carcajadas, otras muda y cada tanto aparece un chanchito por ahí. Mi viejo me hizo  hincha de Racing Club de Avellaneda apenas nací y aún lo sigo siendo.

Me gusta la fotografía pero me gana la pereza. Me cuesta la constancia y la puntualidad. Tengo problemas de atención y vivo perdida en la nebulosa de pensamientos que me bombardean sin parar. Creo fuertemente en el poder de los abrazos y las palabras suaves.

Me encanta el café, el invierno, los libros, la naturaleza y descubrí que amo por sobre todas las cosas la nieve y el snowboard.

Sueño con ser una gran snowboarder, aunque no tenga gran habilidad física y el miedo me paralice. También con tener una marca de ropa dedicada a chicas riders. Y porqué no, algún día cuando me canse de vagar, abrir un café literario repleto de arte.

Siempre amé viajar, todo lo relacionado con el movimiento y conocer cosas nuevas. Hace unos años le di un stop a mi vida  en Buenos Aires para salir a recorrer el mundo, uno de mis más grandes sueños.

Nací en Capital Federal (Buenos Aires, Argentina) y me críe en Villa Madero (La Matanza) entre rollos de tela y máquinas de coser. De ahí mi amor por la industria textil, el diseño, los trapos y la pilcha. A mis 17 nos mudamos al Oeste. A los 23 me fui a vivir sola y me volví una chica de Castelar.

Al terminar el secundario, empecé la carrera de Lic. en Administración de Empresas, la cuál concluí casi siete años más tarde. Si hoy me preguntás qué debería haber estudiado, fácil: Diseño de Indumentaria. Aunque Letras o Producción de Cine hubiesen sido otra gran opción.

Cuando tenía 20 me fui a Londres por casi 4 meses en una especie de intercambio. En ese ínterin tuve mi primera experiencia de mochila y hubo un antes y un después en mi manera de ver los viajes, y la vida en general.

Trabajé desde siempre en la empresa familiar, pasando por todos los puestos habidos y por haber. A los 24, finalmente decidí abrirme y seguir mi camino.

En ese momento es donde vislumbré la posibilidad de esa vuelta al mundo que tanto soñaba, aunque todavía restaba terminar la carrera.

Entré a trabajar en IBM, en el área de sistemas. Nada más alejado de mi esencia aunque siempre me llevé bien con las computadoras. Hubo un intento fallido con la Working Holiday de Nueva Zelanda. Unos meses después, dejé los viajes a Zona Norte por otros al Microcentro porteño. Me volví bancaria.

Entre los viajes a la urbe porteña y las tardes en Castelar, creé a CHICANA, mi primer marca de ropa. Pueden mirar un poco de qué se tratá acá. Como todo no se puede, al comenzar a viajar quedó en stand by.

Durante los años de facultad/trabajo aproveché las vacaciones para hacer un par de viajes por Latinoamérica y el Sudeste Asiático.

Pero la viajera inquieta dentro mío seguía gritando fuerte. La oficina en microcentro con 40 grados a la sombra no era para mi, era tiempo de volar.

Saqué la Working Holiday de Australia y en Abril de 2015 partí hacia Sydney. Luego sería Nueva Zelanda, seguido de los Pirineos andorranosBarcelona y nuevamente Australia.  

Hoy el eje conductor de mis viajes está marcado por la nieve y el snowboard.

Mientras tanto, me sigo buscando, encontrando y conociendo en el camino.

La vida es un viaje en sí misma, sea donde sea que estés.

Pas de la Casa, Andorra